secciones
Home
Noticias
Calendario
Fotos
Posiciones
Equipos
Estadisticas
Pilotos
Reglamento
Prensa
Contáctenos
SOBRE EL TOM`S CAMPEON 2003, SE CONSAGRO SOBRE MATIAS RUSSO
En Mar del Plata, la alegría fue para Perabó
El campeón de la Súper Renault
El campeón de la Súper Renault
Mar del Plata, 4 de diciembre de 2004.- El segundo lugar en la última final del año de la Fórmula Súper Renault, que se disputó en el autódromo de la Ciudad de Mar del Plata, le permitió al mendocino Ivo Perabó consagrarse campeón 2004 pese a que el Gran Premio Coronación fue ganado por Matías Russo, uno de sus rivales directos a lo largo de la temporada.

El festejo de Perabó
El festejo de Perabó
Perabó alcanzó el título con el segundo puesto conseguido este sábado sumando 163 unidades y aventajó por tres a Russo, quien con la victoria en esta jornada sumó 160 puntos, por lo que no fueron suficientes los seis triunfos a lo largo de la temporada.

Pero antes de la largada era Gabriel Cantonati quien comandaba las acciones en el torneo, aunque las aspiraciones del cordobés quedaron truncas rápidamente cuando en la largada perdió el control de su Tom´s y se fue a la cama leca debiendo abandonar razón por la que todas sus ilusiones dependían de un doble abandono de sus rivales.

Entonces la discusión por la corona quedó solo para Perabó y Russo, que largaban en la primera fila y ya en la primera vuelta lucharon por su objetivo, ya que el entrerriano superó al mendocino y se colocó como líder.

Antes de que se cumpla la primera vuelta ingresó el auto de seguridad para retirar el Tom´s de Cantonati y entonces todos se juntaron. En el reinicio Russo empezó a escaparse adelante, mientras que Perabó cuidaba el segundo puesto de los embates de Ignacio Redolfi.

Por su parte, José Pedro Passadore comenzó a avanzar desde atrás y con tiempos mejores a los de la punta, superó a Franco Coscia primero, luego a Redolfi y fue en busca de Perabó.

Vale aclarar que con el segundo lugar Perabó se consagraba campeón, aunque si llegaba a ser superado por el uruguayo y culminaba tercero el campeón era Russo, ya que empataba en puntos con Perabó pero sumaba más carreras ganadas que el mendocino. Seis contra dos.

Pero en el decimosexto giro Passadore se pasó de largo en la entrada a la olla cuando prácticamente estaba a la cola de Perabó y perdió sus chances de llegar a darle caza al segundo.

A partir de allí la carrera quedó definida. Russo seguiría mandando, aunque esto no le alcanzaba, y Perabó solamente cuidó el segundo lugar en la pista mientras controlaba al tercero Redolfi que nada tenía para hacer.

Victoria final para Russo y la resignación por alcanzar por segundo año consecutivo sólo el segundo puesto del campeonato, aunque posteriormente manifestaría que el trabajo del año había sido más que positivo y las ?seis victorias logradas? demostraban la excelente campaña desarrollada.

El mendocino Perabó finalmente se consagró con 163 puntos, sumando dos victorias a lo largo del certamen (San Juan y Río Cuarto), y con este título accedió a la oportunidad de viajar junto a Renault para correr una carrera en la Fórmula Renault 2000 europea.